Hostis ante portas


Y entonces descubrí la llave debajo de aquella piedra...